Nunca es tarde, aunque a veces lo es…

Siempre he estado fuera de cualquier tendencia y moda. Nunca he llegado a tiempo a proyectos de artes visuales, antologías literarias y he sido invisible para la crítica. No me quejo, ni tampoco lo lamento.…